julio 05, 2011

160. Gastronomía tradicional de Puntarenas

Por Rose Marie Hernández Vargas

clip_image002La gastronomía está presente en las diferentes actividades del hombre y forma parte del patrimonio intangible o inmaterial de toda cultura. La gastronomía de una localidad está relacionada con su geografía, producción, clima y en algunos casos hasta con la ideología religiosa; por ello, es un factor destacado en una cultura. Por lo anterior consideramos importante dar un pequeño aporte en la difusión de los valores culturales como son las comidas típicas de la provincia de Puntarenas.

El estero, fuente de riqueza

Desde sus inicios, cuando Puntarenas no era más que un paupérrimo caserío, con unos cuantos ranchos de piso de tierra y techo de palma, la pesca era abundante en el estero cuando bajaba la marea. Detrás del actual Palacio Municipal, la gente podía coger chuchecas, almejas, choras, barbas de hachas y otros moluscos propios de la zona.

clip_image004Toda esta riqueza marina era parte del alimentó diario de los porteños. Las chuchecas constituían un alimento muy importante para los habitantes de Puntarenas, pues su sabor agradable las convertía en una de sus comidas predilectas. Por ello, a los habitantes de esta provincia se les llama “porteños” o “chuchequeros”. Las chuchecas las obtenían en los bajos que descubría el mar durante la marea seca.

Las chuchecas las preparaban en sopa, con arroz, chile y limón (chilero), sudadas o fritas. También las asaban, colocándolas sobre brasas y conforme aumentaba el calor, las conchas se abrían y se podía extraer el molusco. Luego las ponían sobre una tortilla caliente y al comerlas, las chuchecas segregaban un jugo que satisfacía el paladar más exigente. Actualmente la chucheca casi se ha extinguido. En su lugar, venden la piangua, molusco que se encuentra en el barro del manglar, conocido como ñanga. Si no se toman las medidas necesarias, también la piangua desaparecerá pronto, como consecuencia del uso indiscriminado por parte del ser humano.

clip_image006La colección gastronómica de Puntarenas es abundante y uno de los, atractivos turísticos más importantes. Los pescados y mariscos son los ingredientes principales en las cocinas de los puntarenenses. Con recetas a veces secretas que han ido pasando de generación en generación, se elaboran excelentes platillos con los sabores más variados.

La ciudad portuaria agrega también a su lista los vigorones. Pueden encontrarse a todo lo largo del Paseo de los Turistas. Se prepara con repollo picado, se le agrega yuca sancochada, chicharrones de concha y carne, se adereza con un delicioso chimichurri (tomate picado, con salsas y vinagre).  Todo servido en una o dos hojas de almendro. Otros platillos destacados son el cebiche de pescado, el escabeche costeño (hecho de atún), la langosta a la parilla, entre otras tentaciones.

Pero además, como parte de la gastronomía tradicional de Puntarenas, para endulzarse, nada mejor que un patacón, una torta hecha de plátano, o la famosa resbaladera, postre de arroz licuado acompañado de canela, nuez moscada, azúcar al gusto, hielo y leche.

Para hacerle frente al calor está la popular bebida de tamarindo, el agua de pipa (elaborado con la cáscara de plátano) y la horchata (hecha con maní y arroz licuado, leche, cacao y azúcar). También están los granizados de hielo raspado, leche en polvo y condensada, o el Churchill, igual al anterior pero con bolitas de helado.

clip_image008

Debido a la extensión y al tipo de suelo (arena) de Puntarenas, la producción agrícola del lugar es escasa; en su lugar, se recurre al acarreo de granos procedentes de otros pueblos de la costa, lo que convierte a estos pueblos en el granero surtidor del comercio porteño. Productos típicos de la costa son el maíz, el plátano y el arroz, platillos que no pueden faltar en la mesa puntarenense.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada