agosto 09, 2011

165. Habilidades de pensamiento y capacidades de convivencia

Habilidades de pensamiento y capacidades de convivencia en niños y niñas de Educación Preescolar: una experiencia de Filosofía para Niños/as

Dagoberto Núñez Picado

(Investigador del CICDE)

clip_image002El Programa de Educación Preescolar de la Escuela de Educación de la UNED en el contexto del convenio con la Escuela José Figueres de la comunidad de Sabanilla de Montes de Oca, con el apoyo del Centro de Investigación en Cultura y Desarrollo (CICDE), está sistematizando, durante el año en curso, todas las sesiones de Filosofía para Niños y Niñas a partir de la experiencia desarrollada durante el año 2010.

El Proyecto de Investigación, a cargo de la Dra. Roxana Valverde Limbrick, la Máster Rosa María Hidalgo y la asistente Mónika, ha recibido, durante este año, la asesoría de sistematización por parte del CICDE. Las habilidades de pensamiento y habilidades de convivencia que destacan en la experiencia, demuestran cómo el trabajo de capacitación de una educadora –mediante la metodología de Filosofía para Niños y Niñas- resulta clave para conseguir, en plazos relativamente cortos, resultados extraordinarios en la adquisición de estas habilidades y capacidades en la población estudiantil.

Niños y niñas con edades entre 5 y 6 años de edad, mediante la dinámica de comunidades de diálogo, iniciaron el entrenamiento de capacidades de convivencia: al predecir las experiencias que vivirán cuando pasen del Kinder al primer grado de la Escuela, se presenta el siguiente diálogo, dirigido por la Maestra Lorena:

Maestra: ¿En la escuela se juega?

Niña: En el recreo se juega.

Maestra: En el recreo pueden jugar de lo que quieran.

Niño: Según, puede ser grande o pequeño.

Maestra: Desde el más grande hasta el más pequeño puede hacerlo.

Niña: Depende del juego.

Maestra: Depende del juego.

Niño: Porque si uno es pequeño no puede jugar un juego brusco, porque puede lastimarse.

Asimismo, producto del aprendizaje de capacidades de convivencia como son el fomento del hábito de la escucha, la práctica de hablar por turnos, el hacer preguntas, pedir razones, etc., las habilidades de pensamiento emergen conforme se comentan fragmentos de la novela Hospital de Muñecas. Se evidencian habilidades de razonamiento para la distinción entre el personaje y la persona, cuando uno de los niños se viste con un disfraz de oso:

Maestra: Aquí tenemos una pregunta a ver, la pregunta de Gabriel Vargas, ¿para qué se disfrazó?

Niño: Que no es un oso, es Patrick, solo que se vistió de peluche.

Niña: ¿Por qué el muñeco se parece tanto a Patrick?

Niña: Porque es Patrick.

Niño: Porque se vistió de Patrick.

Niña: Porque tiene dos caras.

Maestra: ¿Porque tiene dos caras?

Niño: Porque es un disfraz.

Niña: Porque él tiene dos orejas.

Patrick: Porque yo soy del espacio.

Lorena: Gabriel, ¿cómo se responde ahora la pregunta que hizo?

Gabriel: Con verle la cara.

Maestra: Con solo verle la cara ya sabes que es Patrick. ¿Esa sería la respuesta?

Maestra: ¿Tienen un pregunta más?

Niño: ¿Por qué Patrick se disfrazó?

Patrick: Yo sé, para hacer preguntas.

Lorena: ¿Para qué más se habrá disfrazado?

Patrick: Para que me hagan preguntas.

Distinguir entre ideas y hechos, identificar emociones ligadas a los hechos diferenciándolas, expresar necesidades y buscarles satisfactores, consensuar, fomentar la escucha e intervenir conforme llega el turno, etcétera, forma parte de este conjunto complejo de habilidades de pensamiento propios de la Filosofía para Niñas y Niños que indagan formando una comunidad de diálogo filosófico sobre los asuntos más relevantes de sus vidas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada