mayo 03, 2012

193. Inusual graduación


Símbolo de la educación intercultural  
 
Luisa Paz J.
Asesora pedagógica del TGL-PO
Programa Gestión Local -UNED


26 de abril-2012

Las graduaciones como ritos de cierre, mueven siempre profundos sentimientos por marcar el final de un proceso e iniciar un nuevo estado. En este caso hablamos de la graduación de 20 gestores locales de 8 territorios indígenas de la región sur de nuestro país, que marca un salto cualitativo en la forma que las universidades abordan el tema de la educación intercultural.

El domingo 22 de abril tuvimos la oportunidad de participar en la graduación de la Primera Promoción del Técnico en Gestión Local para Pueblos Originarios (2010-2011). Este proyecto fue implementado por la UNED y la UCR en la zona sur del país, en el marco de las iniciativas interuniversitarias de regionalización-CRI.

El principal objetivo del Técnico en Gestión Local (TGL-PO) es formar líderes y lideresas de comunidades indígenas, fortaleciendo sus capacidades para la gestión local, para la defensa y promoción de los derechos fundamentales de los pueblos indígenas. Por ello, la importancia de esta graduación trasciende lo personal, simbolizando ante todo, la unión de la diversidad de pueblos indígenas para defender su autonomía, sus derechos y su cultura.
 
Aunque no es lo habitual, en esta ocasión la UNED se desplazó hasta el Territorio indígena de Salitre para realizar el acto de graduación, respondiendo así a la filosofía que ha impulsado este proyecto: acercar la educación a las comunidades, adaptando nuestras ofertas a sus necesidades y características socioculturales.

Los 20 estudiantes graduados, 9 mujeres y 11 hombres entre los 20 y los 63 años, pertenecen a cinco pueblos indígenas y a ocho diferentes territorios de la región sur del país. Esta diversidad en la participación es lo que hace especial a este técnico.

  • Cabécar: territorio de Ujarrás (1 estudiante).
  • Bribri: territorios de Salitre (3 estudiantes) y Cabagra: (3 estudiantes).
  • Teribe /broram: territorio de Térraba (4 estudiantes).
  • Brunkajc: territorios de Boruca (3 estudiantes) y Curré: (3 estudiantes).
  • Ngöbe: territorios de Conte Burica (2 estudiantes) y Abrojos Montezuma (1 estudiante).

El recuento de la actividad es positivo desde todo punto de vista. Un cielo azul y despejado tuvo a bien recibir a más de 100 personas que se hicieron presentes, muchas de ellas desde el día anterior. Asistieron los estudiantes y sus familias; autoridades espirituales de los pueblos hermanos de Talamanca, quienes llegaron desde tan lejos, con una delegación de 6 personas mayores y autoridades tradicionales de otros territorios indígenas y personas de la comunidad de Salitre.

La UNED, participó con una delegación de apoyo desde el día anterior y contamos con la presencia del señor Rector don Luis Guillermo Carpio Malavassi, de la Directora de Extensión, Yelena Durán Rivera; del director del Programa de Gestión Local, Javier Ureña; el Coordinador del Técnico en Gestión Local para Pueblos Originarios, Amilcar Castañeda; los administradores/as de los Centros Universitarios de Talamanca, Limón, Buenos Aires y Ciudad Neily y la señora Ana Isabel Montero, Coordinadora del CRI Sur.

Por la Universidad de Costa Rica participaron Patricia Rojas, profesora asociada del TGL-PO, y Graciela Ugalde, Directora de la sede de Golfito de la Universidad de Costa Rica.

Desde el día anterior, trabajamos junto a miembros de la Asociación Bribripa Kaneblo y personal del CeU de Buenos Aires, preparando todo lo necesario para el acto de graduación: limpiar el piso de tierra, acomodar mesas, sillas, hacer arreglos con flores silvestres, acondicionar el equipo, pantalla, cámaras. Poco a poco, fueron llegando otros estudiantes, familiares, invitados, funcionarios universitarios y personas de la comunidad.

Alrededor de las diez de la mañana, inició la actividad con una ceremonia en el Úsulë o casa cósmica de tradición bribri. Increíblemente, casi todos los asistentes pudieron acomodarse en el interior de la casa, donde el fuego era el centro. Sabias palabras escuchamos del awá Justo Abelino Torres, sacerdote indígena, quien con gran sencillez supo expresar toda la profundidad del pensamiento de los pueblos indígenas. Resaltó la importancia de que nuestras acciones respondan a valores espirituales humanistas y de cuidarnos unos a otros con respeto a todas las formas de vida. Instó a los participantes a valorar la diversidad y la cooperación entre los pueblos.

Como culminación de un proceso de aprendizaje intercultural, esta graduación demuestra que es posible realizar educación intercultural en las universidades y desde ellas.
 
Posteriormente nos trasladamos hacia el rancho tradicional, acondicionado para desarrollar la segunda parte de la actividad: la entrega de títulos.

En representación de las autoridades tradicionales y mayores de los territorios indígenas, abrió esta sección doña Luisa Bejarano, madre de uno de los estudiantes y abuela-anciana-líder del pueblo ngöbe de Conte Burica. Ha participado directamente en las luchas indígenas de los últimos 30 años y se dirigió a los nuevos gestores locales con palabras de aliento por su esfuerzo, instándoles a seguir trabajando en unión, por los derechos de los pueblos indígenas. Doña Luisa junto a doña Angela González, tía abuela de uno de los graduandos, abuela y líder del pueblo brunkajc (boruca), acompañaron durante un año completo a los estudiantes del TGL-PO, de forma voluntaria y comprometida, brindándoles siempre su compañía, sus reflexiones y sabias palabras.

El acto fue dedicado a doña Ángela, quien lamentablemente falleció en días anteriores a la graduación y quien fue portadora de la lengua brunkajc, de la tradición del tejido así como maestra indígena de varias generaciones que estudiaron en la escuela de Boruca, Térraba, Salitre, Curré y Ujarrás.

En representación de los estudiantes, habló la señora Isabel Rivera Navas, cuyas palabras conmovieron por su sinceridad. Ella es estudiante y madre de otra de las graduadas, ha sido dirigente de gran trayectoria en la comunidad de Térraba. Le siguió en el uso de la palabra, el señor Javier Ureña, Director del Programa de Gestión Local de la UNED, quien intervino agradeciendo la colaboración de todas las personas e instituciones que desarrollaron el proyecto. Doña Ana Isabel Montero, en representación del CRI Sur, también se dirigió a los estudiantes y personas presentes, destacando la calidad del trabajo articulado entre universidades, que se materializa en el TGL-PO. Por último y para cerrar la etapa de discursos, el Rector de la UNED, señor Luis Guillermo Carpio Malavasi, mostró su apoyo a esta y futuras iniciativas en territorios indígenas y abrió un espacio de diálogo al final de la actividad, con estudiantes y representantes de las comunidades. El paso de cada estudiante para recibir su título fue acompañado por el solemne sonar del cambuti o caracol tradicional de los pueblos indígenas.

Emocionado por la actividad, el estudiante Cristhian González, del Instituto Tecnológico de Costa Rica y dirigente de la Federación Indígena Estudiantil, hizo una felicitación pública a los graduados. Posteriormente pasamos a compartir al son de los bailes tradicionales como el Sörbón (bribri) y el Jegüi (Ngöbe). Se presentó el grupo infantil de la escuela de Salitre y la actividad fue concluyendo alrededor de las tres de la tarde al son del grupo musical juvenil de la Asociación Bribripa, con música variada en idioma bribri. 
 
Después del almuerzo, que fue preparado por señoras de la comunidad de Salitre con gran sazón y cariño, todos fueron partiendo hacia sus comunidades, con la alegría de haber compartido tan inusual e importante graduación.

RIQUEZAS Y ACIERTOS DEL TGL-PO

Según opiniones de las y los estudiantes, hubo al menos tres grandes aciertos, que enriquecieron el proceso de aprendizaje en el TGL-PO:

  • Promover el intercambio cultural entre pueblos: por la diversidad cultural representada en esta promoción, los participantes pudieron compartir costumbres, lenguas y visiones.
  • Conocer otros territorios y organizar en sus propios territorios el recibimiento de sus compañeros/as indígenas: esta estrategia de aprendizaje les permitió intercambiar con las comunidades y aplicar importantes capacidades para la gestión local.
  • Conversar sobre necesidades, logros y luchas en un ambiente de respeto y solidaridad: les permitió reconocer las diferencias y los puntos en común, vivenciar las posibilidades de encuentro y la importancia de unir esfuerzos para el logro de los derechos fundamentales de los pueblos indígenas.
 
En cuanto a los aprendizajes que deja el TGL-PO han sido diversos y para todos los involucrados: estudiantes, universidades y comunidades. Aquí mencionamos solamente dos:

1) La graduación se realizó en territorio indígena

Esto es un logro de los estudiantes y también de los pueblos indígenas a los que representan quienes solicitaron a la universidad graduarse en sus propios territorios e incorporar sus protocolos en el acto formal. De esta forma, aplicaron una de las principales capacidades que busca desarrollar el TGL-PO: la capacidad de negociación para la consecución de sus aspiraciones y el cumplimiento de sus derechos. Es simbólicamente más importante el hecho de realizar la graduación en territorio indígena, con la presencia de sus autoridades tradicionales en el mismo nivel que las autoridades universitarias, destacando el hecho de que la mayoría de los títulos fueron entregados por las autoridades territoriales indígenas.

Para la UNED y la UCR, también ha sido un logro importante el abordar la graduación, (tema muy formalizado dentro de la institucionalidad universitaria) desde una perspectiva intercultural. Este es un acto significativo también para las comunidades que han apoyado a los estudiantes en su proceso de estudio y recibirán los beneficios de su aprendizaje. Esta consideración, como eje orientador de decisiones, obligó a las universidades a adaptar programas de estudios, actividades de aprendizaje, procedimientos administrativos y protocolos establecidos para ir al encuentro de las necesidades planteadas por sus estudiantes.

2) Cooperación entre universidades, estudiantes y comunidades es fundamental para la educación intercultural

Otra de las capacidades que busca generar el Técnico en Gestión Local en sus estudiantes es la de articular, conectar conocimientos, recursos e intereses para el logro de objetivos. Por ello, el programa de estudios del Técnico fue un constante aprendizaje sobre cómo articular la acción de los tres actores participantes del proceso.

Orientar el proceso de estudios hacia la cooperación, la coordinación y la negociación tuvo gran importancia a la hora de tomar decisiones sobre aspectos administrativos y logísticos. Un ejemplo claro es esta graduación, que como continuidad del proceso de aprendizaje, fue planeada y ejecutada de forma conjunta entre universidades, estudiantes y comunidades, aportando todos ellos con recursos y trabajo.

Es una muestra de que es posible desarrollar procesos de educación formal y no formal, con la participación activa de los estudiantes y sus comunidades en la definición de las estrategias y las actividades de aprendizaje, en cumplimiento de lo estipulado por el Convenio Nº 169 de la OIT sobre derechos de los pueblos indígenas en países independientes y tribales.
 
Novedoso formato del Técnico en Gestión Local para Pueblos Originarios
El Técnico en Gestión Local para Pueblos Originarios (TGL-PO) ha sido elaborado especialmente por el Programa de Gestión Local de la UNED para ser desarrollado en los territorios indígenas.
El programa de estudios y estrategias de aprendizaje fueron negociadas con estudiantes y comunidades.
Es la primera oferta académica de la Dirección de Extensión  de la UNED  que se desarrolla tanto en las aulas como en los propios territorios indígenas.
Es la primera graduación que se realiza con la participación de las comunidades indígenas tanto en la organización, protocolo y logística.
El proceso pedagógico de todo el TGL-PO es un ejemplo concreto de aplicación de capacidades para gestionar su propio desarrollo y la solución de las necesidades de los pueblos indígenas, por medio de la negociación de intereses y recursos.
La UNED, por su parte, aplica con esta experiencia los principios de una educación inclusiva, intercultural, democrática, participativa y transformadora.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada