mayo 03, 2012

193. La casa cósmica de los bribris y cabécares



Licda. Rose Marie Hernández Vargas

“La primera base (Poste central)
la puso el rey zoncho (Orobru)
ayudado por el rey y el tigre (Namú),
que es el fuerte…
Así, todos los animales trabajaron
con Sibú en la construcción de la casa”.

Tradición oral bribri







Vamos a transportarnos a la época precolombina para conocer algunas tradiciones ancestrales de los pueblos indígenas bribris y cabécares, quienes aún viven en las altas montañas de la vertiente atlántica, principalmente en Talamanca.

Como sabemos, estas prácticas antiguas han pasado de generación en generación en forma oral sin perderse en el tiempo.

La construcción de la vivienda o casa (Jú) tradicional de estos grupos autóctonos está llena de simbolismos de acuerdo con su cosmovisión y forma parte de nuestra identidad cultural.

Con respecto a este tema, los investigadores Alfredo González y Fernando González nos expresan:

“La historia de su pueblos Bribris y Cabécares, y su cultura, -antes de la creación de los seres humanos-, está íntimamente relacionada con la casa. La ‘gran casa cósmica’ construida por su héroe civilizador que reúne ordenadamente la mayoría de los componentes del cosmos. De manera que la simbolización de su universo toma forma concreta en el U-suré o casa cónica, cuya cubierta equivale a la bóveda celeste.” (Alfredo González Chaves y Fernando González Vázquez. La casa cósmica talamanqueña y sus simbolismos, p.13).

Según la versión de los bribris, lo primero que se construyó fue la gran casa (Jú) cósmica o sea el mundo desde el principio de los tiempos.

La vivienda cónica (U-suré) tradicional bribri, en su papel de microcosmos, representa la clave esencial de dilucidar el universo cosmológico de los aborígenes costarricenses.

En el sitio arqueológico llamado Suráyom, un cerro de Talamanca, situado según la cosmovisión indígena en el centro del cielo y del mundo (tierra), el dios Sibú (Sibö), creador de los bribris y cabécares, se regocijó de la creación de la tierra y de los bribris.

Proceso de construcción de la casa cónica tradicional (U-suré, casa cónica o casa en punta de flecha) entre los bribris

Como primer paso en la construcción de la vivienda está la apropiación del espacio en medio de la selva utilizando los recursos que ella provee.

La vivienda o “canasta” (tú) ancestral, tiene un simbolismo que se iguala al útero. Según la cosmovisión indígena, el útero representaba la matriz de la Diosa Tierra, la matriz sagrada de donde nace la vida.

Otro simbolismo de estas casas es con respecto a la oscuridad y la noche. Las principales actividades del awá son realizadas en la noche en medio de las tinieblas.

Todo el proceso de construcción va seguido de rituales y ceremonias con el fin de curar la casa y protegerla de los malos espíritus o Áknama (“diablos” ancestros de los animales que poseían cualidades humanas y participaron como obreros en la construcción de la gran casa cósmica o sea el mundo). Para esta labor de curar se requiere de la presencia del awá o jawá, quien realiza una serie de rituales como cantar (en el idioma de sus antepasados), bendecir y soplar. Los chamanes (jawá) son considerados como los intermediarios y conocedores de esos seres espirituales así como de los espacios y los tiempos.

Alfredo González y Fernando González nos revelan: 

“Se evidencia entre los Bribris que la llegada de Sibú, es en realidad un arribo a una dimensión ya poblada, y que existe desde el inicio una rivalidad entre él y los seres que la poblaban (llamados a veces bi,siibre, demonios, diablos).” (La casa cósmica talamanqueña y sus simbolismos, p. 144).
La arquitectura aborigen y en particular su casa cónica tradicional, están llenas de simbolismos y metáforas de rituales.

La planta es circular de treinta a cincuenta pies de diámetro. El techo (We) es cónico (puntiagudo) hasta el suelo. Recordemos que metafóricamente todos los animales trabajaron. Un poste central, ocho pilares básicos, tres aros estructurales (coronas), una sola entrada con cobertizo (Jutsábata) para evitar las lluvias.

Proceso de construcción de la casa cónica tradicional (U-suré) de los cabécares

Planta circular. Techo (We) cónico (puntiagudo) hasta el suelo, ocho pilares básicos, tres aros estructurales (coronas), dos entradas El bejuco real (kukichá) es sustituto de los clavos en la vivienda indígena. Los materiales que se usan son hojas de palmeras y en la cúspide una vasija de barro con el fin de evitar goteras.
 
Fiesta de inauguración de la casa entre los bribris y cabécares 

Desde épocas pasadas se celebra con la “chichada”, fiesta tradicional o de intercambio y reciprocidad social. Se practica el urá pectoñe (“dame o préstame la mano”), solicitud de ayuda en el trabajo colectivo o de “mano de vuelta” en la construcción de una casa o rancho. Cuenta con el mismo esquema de ayuda comunitaria que supone compromiso de reciprocidad. 

Asimismo la danza llamada Sorbón, danza ritual que se complementa con cantos y en la que hombres y mujeres se entrelazan.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada