julio 10, 2012

202. Deja correr el tiempo…


Licda. Rose Marie Hernández Vargas
Fotografía de Rose Marie Hernández Vargas.


“Deja correr el tiempo...”, del poeta costarricense Julián Marchena (1897-1985). Considerado el mayor exponente del modernismo en nuestro país. Inició las publicaciones de sus poesías en la década de los veintes. En el año 1941  publicó Alas en fuga, su único libro. En 1963 recibió el Premio Magón, el primero que se le otorgó a un poeta costarricense.











Deja correr el tiempo, que ya llegará el olvido,
y así como se adornan las secas ramazones
de mágicos renuevos, tu corazón herido
florecerá mañana con nuevas ilusiones.

No desesperes nunca. La sombra es precursora
de la luz que hay en ti. Detrás de la amargura
que empaña el cristal nítido de un alma soñadora
irradia la sonrisa, que todo lo depura.

Practica la severa virtud de ser sincero;
fortalece tu espíritu para que seas blando,
y si el dolor te hiere con su puñal certero
sé como las guitarras que sollozan cantando.

No aventures tu paso más allá de la vida
porque es abismo ignoto del cual nunca saldrás:
en cada tumba un pájaro de voz adolorida
como el cuervo de Poe responde "nunca más..."

Pero, eso sí, no dejes de sonreír a todo
a través de la niebla de tu melancolía;
derrama tu perfume, que es la bondad, al modo
de una flor, aunque sepas que has de durar un día...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada