septiembre 24, 2012

207. Homínido



Mario Valverde M.

Ese instante entre el mono y el homo sapiens es la pieza más buscada entre los antropólogos. Dos o tres millones de años hacia atrás, en ese atrás que no sabemos cuándo empezó todo, ese atrás cuando decidimos (elección biológica) no ser más monos. Saber cuándo llegó la orden genética producto de millones de interacciones con el ambiente -que se vienen sumando desde que la partícula de dios, recién descubierta, conocida como Bosón de Higgs en honor a Pete Higgs, quien formuló la teoría que dio origen a la masa de las partículas elementales, algo así como tocarle la puerta al mismo dios-, cuándo se puso en marcha. Entender el larguísimo camino en millones de años silenciosos, caminos de las posibilidades hasta llegar al homo sapiens. El problema a partir de las religiones monoteístas es que nos pusieron a pensar en el UNO, en el único Creador; y hoy la anatomía de los especímenes apoya la hipótesis de que existieron múltiples especies de homo. Así como existen multiplicidad de flores, aves, peces, árboles, etc., de la misma forma en el fondo de la evolución, parece que no brotó una sola especie humana, sino muchas. Al menos tres fósiles recientes hallados en Kenia por el antropólogo Koobi Fora, al este de África, prueban “que al menos dos especies de homínidos coexistieron hace millones de años” Esta nueva teoría podría hacer trizas propuestas de la evolución y mitos religiosos cerrados en sus posturas dogmáticas. Pero faltan muchas pruebas más que irán llegando en los próximos cincuenta años (de todas formas, nos hemos esperado millones de años para aclarar el enigma). Pruebas para acercarnos y saber de dónde vino esta maravillosa especie humana que está más allá del bien y del mal, como diría el filósofo F. Nietzsche.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada