julio 17, 2013

225. Más microempresarios concluyen proceso de capacitación con la UNED



    • Programa de Desarrollo Gerencial de la DIREXTU trabajó en alianza con el IMAS y FIDEIMAS para que 83 emprendedores aprendieran en forma integral a desarrollar su negocio.
    Fotografía: Giovanny Buitrago
     
    Yorleny Jimenez tiene hoy un catering service. Al inicio la cocina estaba en la sala de su hogar y ahora, ya pudo construir una segunda planta para ubicar su casa y en toda la planta baja, la empresa. Ella es una de las 83 microempresarios que participaron en un proceso de capacitación brindado por el Programa de Desarrollo Gerencial de la Dirección de Extensión Universitaria.
    El acto de clausura de la capacitación se realizó el pasado viernes 5 de julio en el marco de las acciones estratégicas que viene desarrollando el Instituto Mixto de Ayuda Social (IMAS), Fideicomiso IMAS y la Universidad Estatal a Distancia (UNED), en pro de mejorar las capacidades de la población objetivo.

    “Estoy muy contenta por las oportunidades que Dios me ha dado. Les digo a todas vamos para adelante, hay gente que te quiere desanimar, pero no hay que escucharlos. Aprendemos unas de otras, aprovechemos las oportunidades y sigamos adelante. Viera que participé en una feria en la UNED y ahí varias oficinas se interesaron y ahora contratan mis servicios”, añadió Jiménez.

    Sofía Navas fue una de las capacitadoras a cargo de los cursos Pre inversión en Heredia y Ayuda Técnica en Pavas. Para ella esta fue “una oportunidad de fomentar el desarrollo humano de personas que tenían la necesidad y tuvieron la oportunidad de creer en ellas mismas, pues la mayoría han experimentado agresión psicológica, física y patrimonial”.

    Lilly Cheng, coordinadora del programa Desarrollo Gerencial, agradece la credibilidad que el IMAS ha depositado en la UNED. “Esta iniciativa sin duda ha ayudado a la familias y contribuye con el país, asegurando un buen futuro a los niños de estos hogares”, aseguró Cheng.

    Cheng también mencionó que además de las capacitaciones, en la medida de lo posible se continuarán desarrollando ferias para que estos productores cuenten con ventanas para vender y dar a conocer sus productos.


    Otro notable ejemplo de éxito

    Angie Montero tiene una empresa de artesanía. Al inicio empezó con algo pequeño en la casa y ahora tiene un negocio en Alajuela también. “Me ayudaron enseñándome sobre administración de empresas, aprendí a vender, a comprar y a hacer ofertas. También aprendí de qué manera involucrar a mis hijos. Mi mensaje es que todas podemos si queremos y que hay que aprovechar este gran beneficio que nos dan de aprender”.
     
     

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario en la entrada